PrincipalOrigen del CharangoNuestros CharangistasPartiturasLuthiersAudio en MP3Articulos y EntrevistasNoticias y Eventos
  Bienvenido. Hoy es
   

José María Arguedas: El charango

Ricardo Palma: Un Opispo de Ayacucho(tradición)

Ricardo Palma y Juan de Arona, tras las huellas del charango

Julio Mendivil: Apuntes para una historia del charango andino

Pedro Obaya: El gran prócer y charanguista puneño, en las huestes de Tupac Amaru y Tupac Catari.

Alejandro Vivanco: El charango y los charanguistas

Omar Ponce:
El Chillador del Altiplano Peruano


Introducción a las afinaciones del charango

Thomas Turino:
El charango y la
Sirena,
música magia y el poder
del amor

Las trayectorias artísticas de Moisés Vivanco y Mauro Nuñez en el ambiente folclórico limeño.

El charango: Libro del maestro puneño Felix Paniagua Loza

Mapa del uso
tradicional del
charango en el Perú

Recordando al poeta Luis Nieto

Manuel Baca Escalante
y sus charangos

Los Jaukas en el Cusco

Historia de la guitarra
en el Perú. Javier Echecopar

Tomados de cantera de sonidos:
- Charango peruano y los charangos peruanos

 - La música que hizo llorar a Arguedas

- A la “Lira Paucina” en sus Bodas de Plata(1,975)

- El charango según Jaime Guardia

- Breves notas para una visión general de la música indígena y mestiza.

- Instituto Nacional de Cultura(INC) Declara Patrimonio Cultural de la Nación al Charango.

 

   
    
 
   ACORDES
 
   ENLACES
 
   ACORDES
   DISCOS  
   AUDIOS
   ESCUCHAR CDS
   RESEÑA DE CDS
 

 

 

NOTAS DEL CHARANGUISTA Y LUTHIER FEDERICO TARAZONA

 

Recomendaciones para comprar un charango

El motivo de la presente publicación tiene por finalidad orientar a quienes buscan cada día un mejor instrumento que satisfaga las necesidades personales de cada quien. No es de mi interés ofender ni criticar a quienes se inclinan por la estética antes que por la acústica. En todo caso, con esto, estoy demostrando a grosso modo, por qué, es innecesaria y perjudicial la decoración en la parte « cardíaca » (tapa armónica) del instrumento musical llámese charango o guitarra.

Comprar un charango
El presente artículo responde a las frecuentes consultas que me hacen acerca de los criterios a tener en el momento de adquirir un charango; maestro una consulta...uff. No intento con ello definir un standard de criterios para la selección de un instrumento, sino dar como alcance algunas pautas que la experiencia me brindó en los años de intérprete, para estar en la capacidad de escoger un buen instrumento acorde a mis necesidades. Obviamente, las necesidades no son las mismas entre una y otra persona, menos aun entre un concertista y un amateur, por ello me limitare a ciertos criterios básicos y prácticos que todo comprador debe tener en cuenta al momento de visitar un laudero (luthier) para escoger su instrumento. Este, es también un tema que considero muy amplio, pero por razones de tiempo me veré en la necesidad de resumir y limitarme únicamente a tratar el tema de la estructura del instrumento, y por qué no, brevemente una parte del ámbito acústico.

Fácil de tocar:
Un charango debe ser en principio un instrumento fácil de tocar. Dada la cantidad de cuerdas que posee por lo general es un instrumento un tanto duro para las manos. Puede producir rápidamente fatiga y en algunos casos causar lesiones serias como tendinitis. Claro está que por sobre todo una buena disciplina y técnica de ejecución son fundamentales para evitar cualquier tipo de lesiones.
Por lo general (aunque hay también otros factores) un charango es duro si: el ángulo de unión entre el clavijero y el mango es muy pronunciado. Esto hace que las cuerdas al apoyarse sobre la cejilla se doblen de tal manera que la tensión aumenta y por efecto estas quedan demasiado tensas. Este ángulo en mi opinión, no debe exceder los 14° grados de inclinación, incluso algo menos resulta mejor. La excesiva tensión no solo causa problemas físicos sino también produce instrumentos inexpresivos, con poca sensibilidad para los matices y con sonido muy mordente y agresivo.

  • También, una tapa armónica muy rígida contribuye a la excesiva tensión de las cuerdas, pero esto, tendrá una mayor incidencia en el aspecto sonoro. Una tapa muy rígida produce una sensación un tanto desagradable en el toque o pulsación de las cuerdas sostenida por la mano derecha.
  • Un mango muy grueso es también otro factor que contribuye a la sobre tensión de las cuerdas, aunque mucho mayor incidencia tendrá en el comportamiento sonoro.

Manufactura:
En síntesis, haré mención de los aspectos básicos que tengo en cuenta para la selección de un charango.

  • Tapa armónica: esta debe de presentarse sin ningún tipo de deformación. Se debe de observar el instrumento de perfil y poner ojo minuciosamente al sector comprendido entre el puente y la boca. Si esta parte presenta tendencia a hundirse entonces descarto la posibilidad de adquirir el instrumento.
  • Caja, talón, diapasón: Es justamente en esta parte de unión en donde se concentra la tensión y el instrumento sede, arqueando la estructura y contribuyendo también al hundimiento de la tapa. Cada laudero posee diferentes criterios para reforzar esta parte del cuerpo de un charango, pero cuando este percance se presenta y me demuestra la fragilidad del instrumento y la falta de conocimiento del artesano.
  • Puente: OBSERVARLO MINUCIOSAMENTE DE PERFIL. Asegurarse de que el hueso de apoyo se encuentre derecho al estar el instrumento ya con las cuerdas templadas. Si el hueso se inclino en dirección de la boca por efecto de la tensión de las cuerdas, entonces podrán surgir problemas de desafinación, mas una posible ruptura o despegue del puente. La única solución es, si es que vale la pena el instrumento, de que el laudero lo cambie completamente asegurándose de que lo vuelva a hacer sin cometer el mismo error. También: no acepto puentes muy voluminosos, lo cual es frecuente en el tipo de charango peruano. Esto tiene serias incidencias en el aspecto acústico. Un puente fino pero bien hecho da un excelente resultado.
  • Acabado: esta demás mencionar que no me interesan en particular las decoraciones de ningún tipo que no sean las de la roseta y contornos (filetes). Como ya lo he dicho, esto no contribuye al aspecto esencial que a mi criterio es el sonido. Asegurarse de que el charango no tenga excesiva cantidad de barniz. En nuestro medio se usa comúnmente la laca piroxilina para muebles, lo cual no es ideal para la luthería. Sea cual fuere el tipo de acabado lo que importa es proteger la madera con una fina capa muy homogénea que será suficiente para tal fin. El excesivo espesor de barniz tendrá también incidencias negativas en el aspecto sonoro.

En suma:
Poco o mucho fondo de la caja, dimensión longitudinal, tiro, etc., son  relativos a los criterios del constructor y a los del gusto del cliente. Estos otros factores determinarán naturalmente la acústica del instrumento que será evaluada como buena o mala según el grado de conocimiento del que lo pruebe.
Por otro lado, debo aclarar que estas consideraciones las doy inspirado en la construcción del charango peruano, también conocido como ayacuchano, laminado o de espalda recta.

 

 

 

Algunas reflexiones sobre laudaría (lutheria)
(con motivo de un polémico dialogo suscitado en mi muro sobre el instrumento de concierto)

Tapa armónica
 La tapa armónica de una guitarra o un charango oscila entre los 2 mm de espesor y esta constituida principalmente de células axiales (en el sentido del largo de la madera) que tienen minúsculas tuberías o venas paralelas sin conexión entre si y que constituyen, en el caso de una fina pieza, el 90% de la madera.
Estas células axiales o venas van a constituir el elemento principal de la tapa para la propagación de la vibración y reproducción del sonido. Lo mismo que sucede en el cuerpo humano con la función de los nervios, que transmiten las sensaciones o impulsos cerebrales al cuerpo.
También, estas células son elementos importantes para la determinación de la rigidez o elasticidad de la madera.
Los aspectos principales a contemplar para la selección de la pieza de una tapa armónica son:

  • la flexión (a lo largo), el peso, su capacidad de compresión transversal.

En el siglo XVI se acostumbraba a decorar extremadamente esta parte vital del instrumento, sobrecargandola de incrustaciones de marfil y de grabados que perjudicaban directamente a los hilos conductores de la vibración y el sonido.
Gracias a testimonios de la época se puede saber cuales fueron las carencias y dificultades que presentaban estos bellos instrumentos en el aspecto acústico.

El famoso laudero italiano Don Antonio Stradivarius contribuyo notablemente en la evolución de la guitarra del siglo XVII. Stradivarius, que ponía por encima de la decoración el aspecto acústico decía: Todas estas incrustaciones de la tapa cortan las fibras resinosas y contrarían la propagación del sonido. Es lógico y necesario entonces fabricar guitarras sobrias como el violín, en las cuales toda parte de madera sea usada por necesidad acústica, y no para poner en valor las bellas manos del artesano.

En síntesis y a la criolla, se puede decir que estos instrumentos simplemente no sonaban. Por ello, desde el siglo XV se usaban las cuerdas dobles y en algunos casos triples, porque se creía que con esto el instrumento aumentaría su capacidad sonora, cosa que fue descartada siglos después.

Por otro lado, en la actualidad Daniel Friederich, uno de los mas notables lauderos franceses en el mundo, al referirse sobre la selección de la madera para la tapa armónica de sus guitarras dice: yo no utilizo jamás una madera regular, de hebras cerradas y bella a la mirada, porque lo estético no tiene nada que ver con la sonoridad. Daniel Friederich, selecciona sus arboles en la región del Jura francés, buscando producir un lote de guitarras de sonoridad un tanto homogénea a partir de un mismo tronco. Si al cabo de unas 10 guitarras el resultado no es el esperado, simplemente cambia de árbol.

En la actualidad, aun persiste la demanda de bellos instrumentos; « mientras más bellos mejor suenan »...es la creencia parroquiana. Esto como si el primer órgano del cuerpo en percibir el sonido fuesen los ojos...vaya tipo de disfuncionamiento!...

 


 

 

 
    Web master: José Sotelo Maguiña
    Diseñado por : Alex Rubio Ortiz
Contacto mail: charangoperuano@yahoo.com
2005©  www.charangoperu.com :: Todos los derechos reservados.